mayo 6, 2021 In Familia

¿Qué es la mediación familiar en un divorcio?

Durante un proceso de divorcio, lo más habitual es que el estrés y las diferentes posturas de los cónyuges, pasen factura. Por eso, para intentar llegar a un acuerdo y evitar el proceso judicial existe la mediación familiar; un mecanismo que trata de ayudar a los cónyuges a comunicarse mejor y conseguir el acuerdo más beneficioso para la familia.

¿Es obligatoria la mediación familiar?

Este mecanismo no solo se aplica en divorcios y separaciones, también resulta de gran ayuda en cuestiones de herencia y gestión de empresas familiar. Pero, ¿la mediación familiar es obligatoria? Aunque muchas veces debería serlo, hasta el momento se trata de un proceso voluntario. Por lo que serán las partes que tienen conflicto las que soliciten un proceso de mediación. De la misma manera, nadie está obligado a permanecer en un proceso de mediación o de concluirlo.

No obstante, existe un Anteproyecto de Ley, aprobado por el Ministerio de Justicia en el 2019 que prevé cambiar la mediación voluntaria vigente a día de hoy, por una mediación obligatoria.

De aprobarse esta ley, los cónyuges estarían obligados a someterse al proceso de mediación antes de acudir a los Tribunales.

¿En qué consiste el proceso de mediación familiar?

Cuando una pareja no se pone de acuerdo sobre las consecuencias del divorcio, en temas como la pensión de alimentos, reparto de bienes o régimen de custodia, lo normal es que se opte a un divorcio contencioso.

En estos casos es el Juez el que toma la decisión final y establece las normas que se rigen a partir de la sentencia de divorcio. Por este motivo desde nuestro experiencia como abogados de divorcio en Granada recomendamos optar antes por la mediación familiar.

En una mediación familiar la pareja cuenta con un mediador, una persona parcial y objetiva que escucha ambas partes, analiza la información y ofrece su ayuda para que los cónyuges puedan llegar a un acuerdo.

Si la mediación familiar concluye con éxito, el mediador redactará un documento que contenga los acuerdos adoptados. Este documento luego se adjunta a la demanda de divorcio de mutuo acuerdo, a espera de que el Juez lo examine antes de que dicte sentencia.

Características de la mediación familiar

  • La mediación familiar es un proceso voluntario y ninguno de los cónyuges está obligado a permanecer en él
  • Ambas partes intervienen en el proceso con igualdad de oportunidades para llegar a un acuerdo
  • El mediador es siempre imparcial y neutro, con el fin de que sean las partes las que lleguen a un acuerdo
  • Total confidencialidad durante el proceso. El mediador está protegido por el secreto profesional

Ventajas de la mediación familiar en el divorcio

Existen muchas ventajas de optar a la mediación familiar, especialmente en una separación con hijos. Algunas de ellas son:

-Favorece el diálogo entre los cónyuges

-No hay vencedores ni vencidos

-Disminuye la tensión propia de un divorcio

-Ambos cónyuges son responsables en la toma de decisiones

-Es más rápido y económico que un proceso judicial

-Permite ajustar acuerdos a las necesidades reales de la familia

-En separación con hijos, aumenta la protección e interés de los hijos

Conclusión

Si buscas abogados en Granada especialistas en Derecho de Familia, o quieres comenzar un proceso de mediación familiar, no dudes en contactar con nosotros. En Márquez Robles Abogados contamos con los mejores profesionales para conseguir que la sentencia de divorcio sea lo más favorable posible para el cliente.

Leave a Reply