noviembre 4, 2021 In Tributario

Gastos Con Factura Vs Gastos Sin Factura

Las facturas de los gastos nos permiten ahorrar en impuestos cuando estos son deducibles. Pero, ¿qué pasa con los gastos sin factura?, ¿qué diferencia hay con los gastos que sí llevan su factura correspondiente?

Vamos a tratar de sacarte de dudas.

Diferencias entre los dos tipos de gastos

Gastos con factura

Como autónomo, puedes tener dos tipos de gastos con factura: Los gastos con facturas normales y los gastos con facturas simplificadas.

En este post sobre cómo tiene que presentar un autónomo sus facturas te contamos un poco más sobre los distintos tipos de facturas.

  • Gastos con facturas normales: En estos aparecen los datos fiscales del vendedor y del autónomo o empresa, se mencionan los servicios y productos comprados, su precio, IVA y el precio final. En estos gastos se incluyen facturas de móvil, Internet y compras para poder realizar tu actividad.
  • Gastos con facturas simplificadas: No aparecen los datos fiscales del autónomo o empresa que compra, sólo los del vendedor. A veces tampoco aparece el IVA. Un ejemplo son los tickets de los restaurantes.

Estos gastos se registran en la contabilidad de tu empresa en el apartado de gastos → Gastos con factura.

Gastos sin factura

Algunos de los gastos sin factura más comunes para los autónomos son:

  • Cuota de autónomos
  • Billetes de transporte público
  • Seguros
  • Intereses de los préstamos para la realización de tu actividad
  • Contribuciones de inmuebles
  • Tasas de basura

Estos gastos se registran en la contabilidad de tu negocio en el apartado gastos → Gastos sin factura.

¿Puedo deducir los gastos que no tienen factura?

Según la Ley General Tributaria en su artículo 106.4 :

«Los gastos deducibles y las deducciones que se practiquen, cuando estén originados por operaciones realizadas por empresarios o profesionales, deberán justificarse, de forma prioritaria, mediante la factura entregada por el empresario o profesional que haya realizado la correspondiente operación o mediante el documento sustitutivo emitido con ocasión de su realización que cumplan en ambos supuestos los requisitos señalados en la normativa tributaria.»

Para deducir gastos sin factura deberemos probar que los gastos están relacionados con la actividad laboral que desarrollamos. Por eso lo ideal es siempre aportar facturas, con datos completos, con los que deducir el IVA soportado. De esta forma Hacienda no cuestionará el gasto ni podrá sancionarnos.

Recuerda que para deducir los gastos, estos deben pagarse con una cuenta bancaria del contribuyente.

¿Qué gastos puedo deducir sin factura?

Siempre que la Administración Tributaria los valide, los gastos que podemos deducirnos sin factura, con un documento válido que los acrediten, son:

  • Seguros de responsabilidad civil, de local, de convenio, o cualquier otro relacionado con nuestra actividad laboral.
  • Gastos financieros como comisiones, intereses o cuotas de tarjeta.
  • Nóminas de los trabajadores, gasto por sueldos y salarios.
  • Cuota de autónomos, que se paga por recibo domiciliado.
  • Lo pagado por seguros sociales si se tienen personas empleadas.
  • Impuestos deducibles, como el Impuesto de Circulación o IAE.
  • Contratos y traspasos.
  • Gastos que se hacen en países extranjeros, como compras.

Conclusión

Como puedes ver, la normativa del IRPF es más permisiva que la del IVA. Pero es importante tener constancia de toda esta información.

Conocer todos los gastos deducibles, tanto si eres autónomo, como si eres sociedad, te ayudará a evitar errores que te cuesten dinero.

En Márquez Robles Abogados disponemos de los mejores gestores y asesores de autónomos y empresas en Granada. Nuestros especialistas te aconsejarán sobre los gastos deducibles para que ahorres y tu negocio crezca. Te asesoramos para optimizar la factura fiscal y tus declaraciones de renta e impuestos.

Leave a Reply