octubre 14, 2021 In Tributario

Fiscalidad Del Seguro De Vida

Si estás pensando en contratar un seguro de vida de ahorro o de vida riesgo, es interesante que antes conozcas un poco más sobre la fiscalidad del seguro de vida. Ya que en función de quién consta como tomador del seguro, este se tributará de forma diferente a Hacienda.

Podría interesarte: La Amortización Fiscal Como Gasto Deducible

Fiscalidad seguros de vida 2021

Como decimos, la fiscalidad del seguro de vida varía principalmente de cómo aparece en el contrato el contribuyente.

En el contrato de este seguro encontraremos la siguiente información:

  • Persona que abona la prima, que es el tomador del seguro
  • El asegurado, sobre el que recae el riesgo
  • Beneficiario, quien recibe la prestación del seguro

A la hora de rendir cuentas con Hacienda, hay que tener en cuenta el perfil del contribuyente. Según esto, el seguro de vida tributa en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) o en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

¿Cómo tributa un seguro de vida por fallecimiento?

  • Si el tomador del seguro y el beneficiario del mismo es la misma persona, el impuesto por el que se tiene que tributar es el IRPF para personas físicas.
  • Si se trata de una empresa o persona jurídica, se tendrá que tributar por el impuesto de sociedades.

En el caso de que el tomador y el beneficiario sean dos personas diferentes, nos encontramos ante dos posibles escenarios:

  • Cuando no existe relación laboral, se tributa por el impuesto de sucesiones en caso de fallecimiento y por el impuesto de donaciones si lo hay.
  • En el caso de existir una relación laboral entre ambos, se tributará por IRPF. Este es el caso de seguros de vida que tenemos con la empresa.

La figura del beneficiario en el seguro de vida

Por tanto, es importante valorar la figura del beneficiario del seguro en una póliza. Ya que la forma de tributar y en base a qué impuesto lo haga dependerá de quién cobre el capital del seguro. Además de esto dependen también los beneficios fiscales que pueden existir si se produce la defunción.

Así que para tener clara la fiscalidad del seguro de vida primero hay que revisar cómo se encuentran tomador y beneficiario.

El IRPF en seguros de vida riesgo

El seguro de vida riesgo son pólizas que el beneficiario recibe cuando el tomador del seguro fallece.

Cuando una persona recibe el capital proveniente de un seguro de vida cuenta con ventajas fiscales.

  • En el caso de fallecimiento del asegurado, siempre que los beneficiarios sean el cónyuge, un ascendiente o un descendiente del asegurado, se puede aplicar una reducción de 9.195,49 euros en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones.
  • Si tomador y asegurado no coinciden, se tributa en el Impuesto de Donaciones. Se pagará a la Agencia Tributaria por el dinero que nos ha dado otra persona. Por ejemplo, una persona que contrata un seguro por si su marido muere, para poder darle un dinero a su hijo.

¿Puedo desgravar un seguro de vida?

Así es. Los seguros de vida pueden desgravar. Por eso es interesante contar con un asesor especializado en seguros, que nos explique qué modalidades pueden beneficiarnos más en función de nuestro caso.

Si existe un crédito hipotecario firmado antes del 1 de enero de 2013, vinculado al seguro de vida, también podrá degravarse.

Si se cumplen todos los requisitos, la desgravación puede alcanzar un tope del 15 % de las cuotas destinadas a pagar la hipoteca en un año concreto. El máximo que puede desgravable son 9.040 euros anuales. También es posible en este caso vincular el seguro del hogar, siempre que se tenga viva la hipoteca.

¿Te interesa este tema?

En Márquez Robles encontrarás el asesor fiscal Granada que necesitas para ahorrar y beneficiarte lo máximo posible en tus cuentas con Hacienda.

Contacta aquí con nosotros para más información.

Leave a Reply