abril 23, 2021 In Familia

El divorcio contencioso: qué es y trámites necesarios

Existen dos opciones para poner fin a un matrimonio por vía legal: El divorcio contencioso y el de mutuo acuerdo, también llamado divorcio exprés. Este último es, por así decirlo, el proceso más rápido y económico para divorciarse. Sin embargo, requiere que ambos cónyuges lleguen a un acuerdo mutuo. Esto hace que a menudo no quede más remedio que optar por la vía contenciosa para disolver el vínculo conyugal.

¿Qué es el divorcio contencioso?

El divorcio contencioso se produce cuando uno de los cónyuges solicita la disolución del vínculo matrimonial por vía judicial sin el consentimiento del otro. Se encuentra regulado por el artículo 770 de la Ley de Enjuiciamiento Civil y tiene las siguientes características:

  • No existe acuerdo entre los cónyuges sobre la solicitud de divorcio o los términos del convenio regulador.
  • Puede iniciarlo cualquiera de los cónyuges, ya que no se necesite consentimiento de la otra parte.
  • No se puede solicitar antes de los tres meses de haberse celebrado el matrimonio, a no ser que exista riesgo para la vida o la integridad física, psiquica o económica de la parte que inicia la demanda.
  • Es más caro y más extenso que el divorcio de mutuo acuerdo.
  • En la sentencia de divorcio final, el juez establece las condiciones, que podrán o no satisfacer las pretensiones de las partes.
  • Pueden solicitarse medidas provisionales para regular en forma transitoria las cuestiones relacionadas con los hijos, vivienda, alimentos, régimen de visitas o cargas del matrimonio, entre otras.

Procedimiento del divorcio contencioso

La demanda de divorcio para iniciar los trámites del divorcio contencioso deberá presentarse en el juzgado competente. Este es el Juzgado de Primera Instancia del domicilio conyugal, último domicilio del matrimonio o domicilio de la parte demandada. Debe contener las pretensiones del demandante, relacionadas con la distribución de los bienes, custodia de los hijos, pensión de alimentos, pensión compensatoria, entre otras cuestiones.

Se trata de un procedimiento oral, en el que cada parte debe estar representada por abogados de divorcios y procurador de pago, diferentes para cada cónyuge.

En el caso de que la parte demandada no pueda afrontar el gasto que supone el servicio de los abogados de divorcios, podrá solicitar un abogado de oficio.

El demandante deberá presentar documentación que apoye la demanda. En el caso de haber hijos menores, también es notificado de la demanda el Ministerio Fiscal. Cuando hay hijos mayores de 12 años o con suficiente juicio, la Ley de Enjuiciamiento Civil indica que éstos deben ser escuchados respecto de las cuestiones relacionadas con su guarda y custodia.

Por su parte, la parte demandada podrá contestar o no la demanda. En el primer caso podrá exponer sus propias pretensiones, o simplemente concurrir para informarse de la resolución del juez. La parte demandada gozará de 20 días a partir de la notificación para contestar la demanda, y junto a la contestación de la demanda podrá proponer reconvención.

Todo este proceso contempla una audiencia pública en la que se reúnen las partes para ratificar o rectificar sus pretensiones y se presentan pruebas. Finalmente, el juez dictará sentencia, decretando el divorcio y estableciendo las condiciones que regirán en adelante.

Documentación necesaria en el divorcio contencioso

Una demanda de divorcio debe ir acompañada por los siguientes documentos:

  • Poder general para pleitos. Este poder se le otorga al abogado. Se debe realizar mediante escritura pública ante Notario o por presentación ante un Letrado de la Administración de Justicia.
  • Certificado de matrimonio.
  • Partidas de nacimiento de los hijos.
  • Certificado de empadronamiento.
  • Escrituras públicas y documentos privados que acrediten los bienes gananciales.
  • Certificados bancarios para cuentas corrientes, planes de pensión, préstamos, hipotecas o cualquier otro vínculo bancario.
  • Contratos de trabajo y nóminas.
  • Otros documentos que respalden lo solicitado por el demandante.

¿Es posible cambiar un proceso de divorcio contencioso a mutuo acuerdo?

La opción de cambiar un proceso de divorcio contencioso por uno de mutuo acuerdo es factible. De hecho, está prevista en la regla 5° del artículo 770 de la Ley de Enjuiciamiento Civil. Esto puede solicitarse en cualquier momento. Aunque lo ideal es realizar este cambio dentro de los 20 días del plazo de contestación de la demanda.

En cualquier caso, para cambiar el proceso de divorcio contencioso por uno de mutuo acuerdo, las partes deberán presentar una propuesta de convenio regulador.

Reconvención en el divorcio contencioso

La parte demandada puede interponer reconvención. Esto significa el poder interponer una demanda contra la parte que inició el juicio de divorcio, dando luar a que ambas demandas se resuelvan en una misma sentencia.

La reconvención en el divorcio solo podrá darse cuando:

  1. El cónyuge demandado de separación pretende el divorcio.
  2. Solicitud de indemnización para alguno de los cónyuges o establecimiento de una pensión compensatoria o, en general, cualquier medida no solicitada en la demanda y que no deba ser acordada de oficio por el Juzgado.

Conclusión

Si buscas los mejores abogados en Granada, no dudes en contactar con nosotros. En Márquez Robles Abogados contamos con una dilatada experiencia como abogados de divorcios. Estaremos a tu lado durante todo este proceso, trabajando por tus intereses y aportándote la tranquilidad de estar en todo momento bien asesorado.

Leave a Reply